22 / 06 / 2021

El consumo de alcohol en EEUU alcanza los niveles más altos desde 2002

Según datos del International Wine & Spirits Record (IWSR) publicados por el sitio The Drinks Business, el consumo de alcohol en general creció en Estados Unidos un 2%. Qué pasó con el vino.

El consumo de alcohol en EEUU se incrementó un 2% durante el año pasado, registrando su mayor crecimiento desde 2002. Así lo revelaron los nuevos datos publicados por el IWSR (International Wine & Spirits Record), en su Reporte del Mercado de Bebidas.

Según la entidad, el mayor consumo en EEUU, durante 2020, fue impulsado por el consumo de alcohol en el hogar, potenciado a su vez por las nuevas costumbres incorporadas durante la pandemia.

Se prevé que esta tendencia alcista se mantenga en 2021, considerando que el volumen de ventas interanual en EEUU, ha sido más alto que en 2019.

De hecho, el IWSR ha pronosticado hacia fin de año un crecimiento continuo en las ventas de alcohol, tanto en volumen, con un 3,8% interanual, como en valor, en un 5,5%.

El comportamiento para los próximos cinco años resulta más moderado: un avance en el volumen del 0,5% y una TCAC positiva (Tasa de crecimiento anual compuesta) del 2,8%.

Uno de los factores clave y ascendentes en el mercado de bebidas en EEUU es el sabor, atributo que ha impulsado el creciente segmento de bebidas RTD (ready to drink) y que, según algunos expertos, ha creado, probablemente, un efecto de halo para el resto de las categorías del sector de alcohol.

Si se analiza por segmento, las bebidas espirituosas registraron, el año pasado, su mayor crecimiento en volumen desde 1990, alcanzando un 4,6% y para las ventas en valor un 7,7%. Las que más se destacaron fueron los licores a base de agave, vodka, whisky, cognac y armagnac. El nicho de sin o con bajo contenido de alcohol se ha visto impulsado por las alternativas espirituosas sin alcohol, un concepto de producto más amplio: sin calorías, sin carbohidratos, no contienen gluten, orgánico, contienen probióticos, adaptógenos y tinturas. Según la IWSR, este mercado puede cerrar el 2021 con un aumento del 31,4%.

Qué sucedió con el vino

Para el caso de los vinos, las ventas tuvieron un débil repunte: 0,7% en volumen y 1,5% en valor. Vale destacar dos categorías con un notable desempeño: el Prosecco (especialmente el rosado) y el vino bajo en alcohol, cuyas ventas en volumen se duplicaron con creces en 2020. Si se analiza su origen, los vinos importados llevaron una ventaja de crecimiento del 2,5 versus el 0,3 de los locales, siendo de Chile, Italia y Nueva Zelanda los vinos más consumidos.

La cerveza

La categoría de la cerveza siguió con una performance negativa, siendo la importada la más elegida, ganando un 3,1% en demanda. Se proyecta que el consumo en litros de cerveza sin ABV (Alcohol by Volume) supere al de la cerveza de bajo contenido alcohólico. De hecho se estima para la cerveza sin alcohol un crecimiento a una TCAC del 23,6% para los próximos cinco años.

Sin duda, el gran ganador del 2020 fue la categoría de los cocktails listos para beber (Ready to Drink), con un consumo ascendente del 62,3%, y liderados por los seltzers duros, que alcanzaron una participación del 56,7% y registraron una escalada en ventas del 130%. Diversos factores explican esta tendencia: el cierre de los puntos de consumo on-premise, para dar lugar a puntos de venta take away, mayor consumo en el hogar y socialización al aire libre.

Hoy este segmento de RTD tiene una participación en volumen del 9,6% en el total de bebidas alcohólicas. Sin embargo, la IWRS estima que escalará al 22% para el año 2025.

 

valoración

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.