19 / 12 / 2019

Cuál sería el impacto del acuerdo de libre comercio MERCOSUR – EFTA para el sector vitivinícola

Analizamos en el Observatorio Vitivinícola Argentino los beneficios del acuerdo para la bloque, pero especialmente para nuestro país.

EFTA (European Free Trade Associaton) es una zona de libre comercio entre Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein. Esto implica que no exista un arancel externo común (AEC), como lo tiene el Mercosur, sino que cada país tiene la libertad para implementar sus políticas comerciales y arancelarias.

Poniendo en contexto a los países miembros, según los datos del Banco Mundial (PBI per cápita a precios del año2010 para el año 2018), nos encontramos con que todos son países que pueden considerarse ricos, ya que, para este indicador, estos estados se encuentran entre los más altos del mundo. Los cuatro están entre los U$D 50.000 y U$D 140.0000 de PBI per cápita, teniendo en cuenta que el mismo indicador para Argentina es de U$D 10.000.

Nos concentraremos en los países que más habitantes poseen, que son Suiza y Noruega. El consumo de vino para el 2017, según los datos de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), fue de 76.100.000 litros para Noruega y de 267.400.000 de litros para Suiza. El consumo per cápita de vino fue de 17,5 y de 37, respectivamente. Para el mismo año, el consumo argentino fue 892.500.000 de litros. De aquí surge lo interesante que es el caso de Suiza, ya que su consumo representa el 30% del consumo argentino de vino.

El flujo comercial, en cuanto a los productos asociados a la vitivinicultura, es unidireccional: Mercosur exporta a EFTA productos vitivinícolas, mientras que este grupo de países no exporta al bloque americano, dado que no son países netamente productores de vino. Noruega no produce este tipo de bienes, mientras tanto, Suiza produjo unos 80.000.000 litros de vino para el 2017, producción que representa el 30% de su consumo total, es decir que el 70% restante de su consumo lo importa. Estos datos corresponden a los publicados en la página oficina de la OIV.

.

Elaboración Observatorio Vitivinícola Argentino en base a datos de la OIV

Es posible observar que el principal exportador del Mercosur es Argentina, habiendo exportado U$D 3.380.000 dólares para el año 2018 a dicha asociación.

 

¿Cómo impactaría en el precio argentino las reducciones arancelarias de dichos países para los productos argentinos vitivinícolas?

Cuando se conocen los aranceles, se puede notar que Noruega, uno de los países más libres del mundo, ya posee arancel cero para los productos vitivinícolas argentinos, por lo que solo nos queda analizar el caso suizo.

Suiza, en cambio, posee distintas cuotas para la importación de vino, dependiendo del tipo de envase y del grado de alcohol de la bebida (este último empieza a regir cuando se importan envases mayores a los 2 litros). Lo llamativo del sistema de cuotas es que se paga arancel estando dentro y fuera de la cantidad permitida por la cuota/contingente.

Para los envases menores al litro, que es el caso a analizar, la cuota que rige es la de los 100 kilogramos, donde se paga un arancel de 50 francos suizos por esa cantidad (CHF 0,5 por kg.), pero si se sobrepasa la cuota, se debe pagar CHF 2,45 por litro adicional.

Calculamos el precio promedio de los países competidores y de Argentina que rigen en Suiza, agregándole los aranceles correspondientes, los márgenes de los importadores, mayoristas y minoristas y el impuesto al valor agregado.

El resultado es claro, Argentina es por lejos el menos competitivo, donde si se está afuera del contingente de los 100 kg., el precio de Argentina quedaría CHF en 12, mientras que, dentro del contingente, quedaría en CHF 10,3 y, por último, con el acuerdo de libre comercio, es decir, arancel 0%, éste quedaría en CHF 9,3, acercándose aún más a los países competidores, principalmente a Portugal que recibe un precio promedio de 8,9. Todo esto en un contexto donde el precio promedio de los principales competidores es de CHF 7.

Por lo tanto, después observar los resultados del análisis, podemos concluir que el acuerdo de libre comercio sería beneficioso dado que los productos vitivinícolas argentinos tendrían un mejor posicionamiento, en cuanto a su precio, en los países miembros del EFTA, principalmente en Suiza.

 

valoración

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.