Panorama internacional
Publicado 12/07/2016

Impuestos encarecen el vino en Ontario, Canadá

El monopolio estatal de la provincia canadiense fijó impuestos y desde junio de 2016 los consumidores de esa ciudad tienen que pagar 2% más por los vinos. Durante los próximos 3 años habrá aumentos similares.

Desde junio de 2016, comprar vino en Ontario, Canadá, es más caro gracias al aumento de impuestos internos.
Ontario es la principal región vitivinícola de Canadá, con el 85%, aproximadamente, de la actividad. Es también una de las principales zonas de consumo de vinos, considerando que el vino no es una bebida popular en este país, y por lo tanto el consumo se concentra principalmente en las regiones productoras.
La comercialización de bebidas alcohólicas, tanto locales como importadas, en esta provincia está regida por un monopolio estatal, LCBO (Liquor Control Board of Ontario), y tiene la potestad de fijar la estructura de precios de los productos que ofrece, así como la carga impositiva.
Durante este año, el LCBO publicó un cronograma de cambios que afectarán el precio del vino: por un lado, el “markup” o margen de ganancia del LCBO sobre el precio de los productos se ha autorizado a aumentar un 2% desde el 1 de junio de 2016, seguido por un 2% anual acumulado en 2017, 2018 y un 1% adicional en 2019.
En adición a esto, el impuesto básico al vino, que discrimina vinos locales (entendiendo que se elaboraron con un 100% de materia prima local) de vinos importados, aumentó 1 punto porcentual para estos últimos, y previendo un cronograma de aumentos similares para 2017, 2018 y 2019. Cabe aclarar que este impuesto sólo se paga en negocios minoristas que no pertenezcan al LCBO.
La tercera medida tomada es el aumento del precio mínimo o piso del vino de mesa en botella a C$ 7,95, distribuido este aumento también en 3 años.
Según analistas locales, con esta estructura de precios local, un vino importado que se comercialice en Ontario dejará un 73,5% del precio final en manos del Estado, aportando sólo el 26,5% de retorno para el vendedor del vino (importador). En el caso del vino local, este porcentaje es más bajo, 67,5%, pero aún así sumamente alto.
Organizaciones de consumidores locales están reclamando estas medidas, sin resultados al momento.
Canadá es un importante mercado importador de vinos, dada su reducida producción y concentrada en vinos dulces y ice wines. Su principal proveedor es Estados Unidos con el 21% en valor FOB, con quien además de la cercanía geográfica, lo une la pertenencia al mismo bloque de comercio, NAFTA. Le siguen en orden de importancia Italia y Francia, mientras que Argentina se ubicaba en el 5º lugar en términos de valor, en 2015, con el 5% de las importaciones totales de vinos.

En lo que respecta a Ontario específicamente, y de acuerdo al último informe anual de la LCBO, las ventas de vino crecieron un 5,1 % en volumen alcanzando los 181 millones de litros en 2015. Del total de vino comercializado en la provincia, el 39,8% es de producción local y el resto es importado.

Ontario

Puntaje de la nota según los lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *