Publicado 03/03/2016

Control de enfermedades de vid en época de cosecha

Por: Ings. Agrs. Georgina Escoriaza, Valeria Longone, Fernanda Arias y Cecilia Césari. Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria. Marzo 2016.

La presente temporada está fuertemente afectada por condiciones predisponente para el desarrollo de enfermedades fúngicas en vid, actualmente el cultivo se encuentra en un momento crítico en el que el desarrollo de podredumbres y peronóspora pueden afectar directa e indirectamente la producción tanto del presente como del siguiente año.

Peronóspora de la vid

             Agente causal Plasmopara viticola. Afecta todas las partes verde de las plantas, en nuestro medio se manifiesta preferentemente en hojas y racimos. Las condiciones predisponentes son temperaturas entre 12 a 24ºC, humedad relativa superior a 70% y presencia de agua libre.

 

  • Sintomatología observada en este momento del ciclo de la vid

Hojas: cuando estas son nuevas se observan “manchas de aceite” en la parte superior. En hojas adultas estas manchas están delimitadas por las nervaduras y se conocen como “punto de tapicería”.

Caída parcial o total de hojas: cerca de la madurez de los racimos, se traduce en la disminución de la fotosíntesis y la producción de azúcar, por lo cual las uvas no alcanzan la madurez necesaria y producen vinos de mala calidad. Además, esto compromete la lignificación de los sarmientos que lleva a la disminución de la producción del próximo ciclo vegetativo. Asimismo, la  mayor exposición al sol, provoca insolación de los racimos. Consecuentemente, se atrasa la cosecha, aumentando las probabilidades de que el viñedo sufra daños por granizo y podredumbres.

  • Estrategias oportunas de manejo

  -Tratamientos pre-cosecha y poscosecha

Teniendo en cuenta el momento del ciclo y la proximidad a cosecha se recomienda realizar aplicaciones pre-cosecha sólo en aquellas zonas y/o variedades donde el tiempo que les queda a cosecha sea suficiente para  respetar estrictamente el período de carencia (PC), en caso contrario, realizar tratamientos en poscosecha para protección de las hojas asegurando no sólo la disminución de inóculo en la presente temporada sino también en la siguiente. En ambos casos se pueden aplicar fungicidas de contacto o sistémicos. Además, debido a que el hongo pasa el invierno en las hojas caídas, es conveniente el control de malezas y retirar el material de poda, para disminuir el inóculo del año siguiente.

 PC: Período de carencia: Tiempo en días que debe transcurrir desde el último tratamiento fitosanitario hasta cosecha para que los residuos disminuyan hasta quedar por debajo de los límites máximos de residuo (LMR).

 

Podredumbres en vid

Bajo el nombre de Podredumbres, se conocen afecciones cuya sintomatología está centrada en el racimo. Puede actuar el hongo Botrytis cinerea, causando la “podredumbre gris”, o estar en combinación con otros hongos (Aspergillus sp., Penicillium sp., Rhizopus nigricans, Alternaria sp., Cladosporium sp.) resultando en la “podredumbre de los racimos”. Cuando los actores principales son levaduras y bacterias se presenta la “podredumbre ácida”, caracterizada por un fuerte olor a ácido acético y presencia de larvas y adultos de la mosquita del vinagre (Drosophila melanogaster).

Las condiciones predisponentes son: temperaturas óptimas entre 19 y 23ºC a partir del envero, humedad relativa superior al 80% y presencia de agua libre. Las precipitaciones previas a la cosecha tienen una incidencia significativa ocasionando un desarrollo explosivo de la enfermedad.

  • Estrategias oportunas de manejo

 Podredumbre gris y de los racimos

Comienzo de tratamientos en maduración (10º Brix o 5,6 Be). Posteriormente realizar tratamientos eventuales de acuerdo a condiciones climáticas predisponentes al desarrollo de la enfermedad hasta 15-30 días antes de cosecha, teniendo en cuenta el período de carencia de los productos elegidos.

 Aplicar fungicida sistémico:

-Si en los diferentes momentos oportunos de control se observa la presencia de la enfermedad.

De modo contrario se podrán aplicar fungicidas de contacto siempre y cuando no estén pronosticadas lluvias cercanas a la aplicación del producto que provoquen el lavado del mismo.

 

Podredumbre ácida

Hasta el presente no se tienen experiencias locales de un control eficaz de podredumbre ácida. Los fungicidas utilizados para las otras podredumbres generalmente no tienen acción sobre esta enfermedad.

En general….

-Para las podredumbres, se debe evitar la producción de microheridas, (manteniendo el cultivo en un buen estado fitosanitario), el stress hídrico y el exceso de vigor.

-Para que un control químico sea realmente efectivo tiene que ser preventivo y acompañado de buenas prácticas culturales.

-Las precipitaciones de granizo en verano ocurren en el período de envero a madurez de la vid, por lo que en aquellos viñedos afectados se debería:

  • Realizar la cosecha lo antes posible para evitar problemas de podredumbres, o aplicar fungicidas para el control de las mismas.
  • Realizar aplicaciones con productos que contengan cobre, para favorecer la cicatrización de heridas.

Recomendaciones para la elección y aplicación de fungicidas

  • Los productos a aplicar deben estar registrados en SENASA y autorizados para el cultivo de la vid.
  • En todos los casos tener presente la proximidad de la cosecha, respetando períodos de carencia, dosis recomendadas en el marbete, restricciones de uso en cuanto a la cantidad de aplicaciones del mismo por temporada para evitar generar resistencia al producto utilizado, mezcla con otros productos, horas de aplicación, precauciones de exposición y protección de la salud. Además se recomienda usar pulverizadoras calibradas.
  • En cuanto al destino de la producción se deberán respetar los límites máximos de los residuos en los diferentes productos y subproductos, establecidos en la legislación nacional y/o internacional. Asimismo consensuar con los destinatarios de la producción la elección de los mismos, teniendo siempre en cuanta las recomendaciones anteriores. Evitar el uso de productos que estén restringidos por dejar residuos en vino o por frenar la fermentación.

Productos recomendados para el control de Podredumbre de los racimos y gris

tabla 1

Productos recomendados para el control de Peronóspora en vid.

 tabla 2

PC: Período de carencia (el que figura en estas tablas es el que indica el marbete): Tiempo en días que debe transcurrir desde el último tratamiento fitosanitario hasta cosecha para que los residuos disminuyan hasta quedar por debajo de los límites máximos de residuo (LMR).

 

Puntaje de la nota según los lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *