Viticultura
Publicado 16/10/2013

Umbrales de rentabilidad y riesgo económico de la instalación de malla antigranizo

El estudio intenta develar los beneficios de la instalación de malla en espalderos altos mediante una simulación realizada en viñedos de los departamentos del Oasis Norte de la Provincia de Mendoza.

Por: Maiti Van den Bosch. En: V Congreso de Agroinformática Córdoba Septiembre 2013

El granizo constituye la principal contingencia climática en el agroecosistema mendocino, reduciendo la productividad de los viñedos en un 14% como promedio anual con alta variabilidad interanual. La instalación de malla en espalderos altos constituye una alternativa eficaz para controlar los efectos de las pedradas, pero su alto costo de inversión y las necesidades de renovación limitan su viabilidad económica a zonas con alta incidencia y determinado nivel de ingresos. Mediante simulación Monte Carlo de modelos bio-económicos representativos del Oasis Norte de Mendoza se calcula para cada Departamento el umbral de rentabilidad de la instalación de malla antigranizo. Éste es distinto en cada Departamento, debido a parámetros de incidencia y severidad de la contingencia diferenciales, distintos valores de la producción, además de diferencias ambientales, tecnológicas y económicas.

Vea el informe completo:

Para ver el informe completo haga click aquí:
Puntaje de la nota según los lectores

4 respuestas a Umbrales de rentabilidad y riesgo económico de la instalación de malla antigranizo

  1. MARIO CARBONERO dijo:

    SERIA BUENO QUE HAGAN ESTE ESTUDIO PARA LOS DEPARTAMENTOS DE RIVADAVIA, SAN MARTIN Y JUNIN..
    MUY BUENA INFORMACION.

  2. Francisco dijo:

    Me parecío muy bueno el trabajo, pero me quedó una duda, en la zona Este de Mendoza, a que se parecería? está hecho en Las Heras y Lavalle para variedades finas solamente? mi duda es porque en teoría buenos rendimientos en el Norte y Este de Mendoza con variedades criollas o tintas como Bonarda, Syrah y Tempranilla y blancas como Torrontes debería tener buenos margenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *