Comercio exterior
Publicado 16/10/2013

El shutdown en EEUU perjudica el ingreso de vinos argentinos

La pulseada entre el Ejecutivo y el Congreso de Estados Unidos por el nuevo presupuesto provocó el cierre temporario de oficinas clave para la autorización de importaciones. Está próximo al default el mercado más importante para los vinos argentinos.

[ACTUALIZACIÓN] En la madrugada de hoy (17 de octubre) y ante la inminencia del default financiero a producirse en las próximas horas, el Congreso de Estados Unidos aprobó el presupuesto federal y la ampliación del techo permitido de endeudamiento. Así, el presidente Barack Obama ha instruido la reapertura del gobierno federal de EEUU, que estaba paralizado desde el 1° de octubre. De esta manera, los congresistas conservadores elevaron el límite de la deuda del país hasta el 7 de febrero, por lo que, momentáneamente, la administración se aleja del riesgo de default.

 

La disputa entre el Ejecutivo y el Congreso de Estados Unidos por la nueva ley de presupuesto para aumentar el techo máximo permitido de endeudamiento está en sus horas decisivas. Según artículos periodísticos de medios especializados estadounidenses, el tan mencionado «shutdown» o cierre parcial del Gobierno de Barack Obama, ha empezado a afectar las importaciones de vinos de ese país.

El 30 de septiembre se oficializó una paralización parcial del Poder Ejecutivo estadounidense en respuesta a la no aprobación del presupuesto anual por parte del Congreso, lo que implicó enviar a miles de empleados estatales a sus casas con licencia, sin goce de sueldo, y en consecuencia dificultando en extremo la labor de las oficinas públicas.

Si bien los reportes indican que tanto las agencias recaudadoras de impuestos como las oficinas portuarias y de aduana continúan funcionando con relativa normalidad, una de las oficinas que cerró por completo sus actividades es la TTB (Alcohol and Tobacco Tax and Trade Bureau). La relevancia de esta oficina para quienes pretenden vender vino en EEUU es la obtención del COLA (Certificate of Label Approval o Certificado de Aprobación de Etiqueta).

¿Quiénes necesitan este certificado?

Todo nuevo producto vitivinícola debe tener su etiqueta aprobada antes de poder ser importado y vendido. Esto incluye también a productos que ya están vendiéndose pero que realizan cambios en la denominación del vino, la apariencia de la etiqueta, el varietal utilizado, etc.

Esta imposibilidad actual de obtener aprobación de etiquetas nuevas, en consecuencia impide las importaciones de nuevos productos. Las perspectivas tampoco son muy alentadoras para el mediano plazo. Aun cuando se consiguiera revertir este cierre del gobierno el próximo jueves 17 de octubre (fecha final para aprobar el aumento del límite de deuda que puede tomar el Gobierno, tema también central en la pulseada Ejecutivo – Congreso), las demoras se verán largamente incrementadas, afectando principalmente la temporada de las Fiestas de fin de año, cuando es habitual que los volúmenes importados aumenten significativamente.

Según dichos de los involucrados, las aprobaciones que normalmente saldrían en diciembre o enero, no estarán listas hasta marzo.

Otro de los efectos de esta singular situación en Estados Unidos es el cierre total de la página web de la USDA – United States Department of Agriculture (algo así como el Ministerio de Agricultura del país), la cual tiene una crucial importancia en la provisión de información que termina fijando precios y volúmenes en muchos mercados de muchos productos agrícolas y agroindustriales, como es el caso del vino. Al no estar disponible el seguimiento de variables críticas (cosechas, mercado externo, precios, plantaciones, etc.) ha dejado a algunos sectores en una relativa ceguera para la toma de decisiones.

La realización de ferias comerciales se ha visto afectada, con numerosas cancelaciones o cambios de fecha. No sólo en este caso es un impedimento la paralización de la TTB, que impide el ingreso de muestras de productos nuevos, sino que el cierre de otras oficinas como el US Department of Comerce, no permite el ingreso de productos para las ferias en categorías impositivas especiales (trade fair entry) en especial para productos de alto valor, como maquinarias.

Se estima que se ha dado licencia a 800.000 de los dos millones de empleados estatales del Gobierno de Obama. Con 14 días, la medida permanece en efecto, y sin mostrar signos de acercamiento por las partes.

El próximo jueves se produce un nuevo vencimiento sobre la aprobación del Congreso del límite de deuda que puede tomar el Poder Ejecutivo, de cuya negociación depende la salud financiera y económica del gigante del Norte, que hasta amenaza con un posible default. Las perspectivas para numerosos productos que ingresan a ese país, del cual el vino argentino se ha convertido en altamente dependiente estos últimos años, son aún inciertas, por lo cual deberán tener en cuenta su evolución para evaluar impactos.

 

Puntaje de la nota según los lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.