Mercado Internacional
Publicado 30/10/2013

Consumo de vino y bebidas alcohólicas en Canadá

Con datos de Euromonitor International, analizamos el mercado de vinos y bebidas alcohólicas de Canadá. En un país en el que más del 75% del consumo es acaparado por la cerveza, el vino muestra interesantes tasas de crecimiento y da pelea.

Basados en información de Euromonitor International (sobre la base de Passport – Alcoholic drinks in Canada y Wine in Canada, septiembre 2013) hacemos un análisis del mercado de vinos y bebidas alcohólicas en Canadá, un mercado en el que históricamente ha mandado la cerveza pero en donde el vino registra interesantes tasas de crecimiento del 5% en volumen y del 8% en valor durante 2012 y ha llegado a ocupar el 28% de participación en facturación.

Según Euromonitor, el mercado de bebidas alcohólicas en Canadá ha sido históricamente liderado por la cerveza, sin embargo en los últimos años cambios de tendencias están reposicionando productos en este populoso mercado. Las principales provincias en términos de población y consumo de bebidas alcohólicas son Ontario y Quebec, y ambas poseen regulada la venta minorista de estos productos por monopolios estatales. En el caso de Ontario por el Liquor Control Board of Ontario (LCBO) y en Quebec por el Société des Alcools du Québec (SAQ).

Esta situación reduce notablemente la posibilidad de proveedores de ganar consumidores en este país, ya que deben primero ganar la voluntad del monopolio para poder listar sus productos, sin embargo estos últimos realizan importantes esfuerzos por mantener el mercado activo y dinámico, intentando reflejar la demanda que enfrentan.
Una consecuencia directa de esta situación es la inconstancia y falta de lealtad hacia las marcas que demuestra el consumidor canadiense.

De los 3.110 millones de litros de bebidas alcohólicas que se vendieron en 2012, 2.349 correspondieron a cerveza (76%), mientras que en segundo lugar se posicionó el vino con 504 millones de litros y las espirituosas con 160. Si consideramos la importancia en términos de valor, la situación cambia previsiblemente (la menor graduación alcohólica de la cerveza explica en parte la ingente diferencia en volumen). La cerveza facturó CAD 16.000 de los CAD 38.700 millones en 2012 (41%), el vino CAD 10.640 millones (28%) y las espirituosas le siguen muy de cerca con CAD 9.380 millones.

tabla Canadá

 

La tendencia general del mercado es al alza, más en valor que en volumen. Esto se explica por la mayor preferencia hacia productos Premium (o premiumización) dentro de cada categoría de productos; así como también por la mayor relevancia del consumo fuera del hogar, donde la remarcación es mayor.

El crecimiento más lento en términos de volumen puede atribuirse al estancamiento de las ventas de cerveza (que como ya vimos representa gran parte del volumen), ya que tanto el vino como las espirituosas han crecido saludablemente.

Con respecto a los años venideros, la estimación que realiza Euromonitor no prevé grandes cambios en tamaño y valor del mercado, y si el mantenimiento de las tendencias actuales: el esfuerzo de la cerveza por mantenerse, el aumento de la importancia de la cerveza artesanal, el crecimiento de las ventas de vinos y espirituosas, de la mano de la creciente premiumización y desarrollo de nuevos productos, y un estímulo extra a los productos locales gracias a la flexibilización de la regulación de los monopolios, que permitirán las ventas directas desde el origen hacia otras provincias.

Aspectos demográficos

Mientras que el avejentamiento de la población impacta en el consumo de bebidas alcohólicas, por el otro lado las generaciones más jóvenes son menos leales y están más predispuestas a probar una mayor variedad de productos y estilos. Un ejemplo es el notorio cambio desde la cerveza hacia el vino, la sidra y varias espirituosas. Otro cambio demográfico de importancia es la diversidad étnica: a medida que los inmigrantes representan cada vez más el factor de crecimiento de la población, aportan sus propias costumbres y gustos al sabor local. Por último se menciona la siempre creciente urbanización de las sociedades, especialmente de la población joven, lo cual aparejado con el mayor desarrollo de restaurants, bares, y recientemente los muy de moda wine bars, impactan con fuerza en los hábitos de consumo de la población.

Consumo local vs importado

Los productos importados dominan el mercado, pero tanto la producción como las ventas de productos nacionales se han incrementado en los últimos años, en parte gracias a un fuerte apoyo de los monopolios provinciales. Esto ha sido especialmente significativo para el vino y la cerveza artesanal. Una encuesta realizada por la consultora Harris Decima en el verano de 2012 reveló que el 25% de las personas consumía más vino canadiense mientras que el 52% pensaba que la calidad del mismo había mejorado mucho.

consumo

Fuente: Harris Decima.

 

Otro aspecto que influirá sobre el consumo de productos locales es la ya mencionada reforma regulatoria que permitirá la venta directa entre provincias. Este cambio, si bien responde a la creciente insatisfacción que genera en la población, parece estar siendo resistido por los gobiernos provinciales (quienes deben aprobarlo para que sea efectivo).

El mercado de vinos

En este contexto, el vino continúa registrando un saludable crecimiento en 2012, que alcanza al 5% en volumen y el 8% en valor, alcanzando los 503 millones de litros y CAD 10.640 millones. Este crecimiento viene sostenido por la elección de los canadienses, que siguen viendo al vino como la mejor alternativa frente a otras bebidas como cerveza y algunas espirituosas.

La bonanza llega a tanto canales minoristas como al de restauración. Este último se ha visto muy beneficiado por cambios en la legislación que permiten a los locales ofrecer servicio de descorche (“Bring your own wine Programme”). Aún así, el canal minorista representa el 85% del volumen vendido.

Los tradicionales vinos europeos siguen siendo la base de consumo de los canadienses, sobre todo en Quebec, y las compras a su vecino Estados Unidos son constantes, sin embargo en los últimos años las ventas que más han crecido han sido las de países del Nuevo Mundo (orígenes como Argentina, Nueva Zelanda y Sudáfrica registraron crecimientos de dos dígitos el último año).

Al mismo tiempo crece el precio promedio de estas ventas, alimentado por la demanda creciente y el cambio hacia productos de mayor calidad (premiumización). En 2012 las ventas de vinos de más de CAD 15 por botella ganaron participación, a expensas de varietales más económicos, mientras que la categoría CAD 20 – 25 por botella fue la que mayor crecimiento registró.

Merlot y Cabernet Sauvignon siguen siendo los varietales tintos más demandados, mientras que Syrah mostró un importante crecimiento, impulsado por las importaciones desde Australia y Estados Unidos. Dentro de los blancos, Chardonnay y Sauvignon Blanc son los líderes, también impulsados por el auge de los vinos del Nuevo Mundo.

Con respecto al futuro, se espera que en los próximos años el consumo de vinos en Canadá mantenga esta robusta tendencia al alza, alcanzando un 4% anual en volumen hasta llegar a 609 millones de litros en 2017, mientras que en términos de valor el crecimiento promediará 5% anual, para lograr CAD 13.300 millones en el mismo año.

Puntaje de la nota según los lectores

Una respuesta a Consumo de vino y bebidas alcohólicas en Canadá

  1. Norberto Bartolome Richardi dijo:

    Excelente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *