Proyecto de investigación y desarrollo
Publicado 15/08/2013

Buscan identificar las prácticas sustentables aplicadas en la vitivinicultura de Mendoza

A partir de encuestas, el Instituto Nacional de Vitivinicultura y la Universidad Juan A. Maza diagnosticarán la actividad sustentable de la industria y definirán prioridades y tendencias del mercado. Se pueden responder los cuestionarios desde aquí.

A partir de un proyecto de carácter exploratorio, el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) y la Universidad Juan Agustín Maza (UMaza) pretenden construir a modo de diagnóstico, un panorama de la actividad sustentable de la vitivinicultura mendocina, con el objeto de identificar qué tipo de prácticas sustentables se encuentran dentro de la agenda vitivinícola, establecer cuáles son las prioridades y tendencias respecto a las exigencias de mercado, y determinar el grado de compromiso del sector vitivinícola con el medio ambiente.

La metodología del proyecto se basa en dos encuestas específicas, sobre viñedo y bodega, que son enviadas al sector y el proceso de recopilación y análisis de información se realizará a través de estudiantes de la UMaza bajo la dirección y seguimiento de profesores de dicha institución educativa y profesionales del Departamento de Estudios Enológicos y Sensoriales, perteneciente al INV.

El cuestionario está compuesto de dos partes:

Viñedos: para responder la primera parte, acceda al siguiente link:

https://www.surveymethods.com/EndUser.aspx?BF9BF7EEBAF8E3E4BA

Bodega: para responder la segunda parte del cuestionario haga clic en el siguiente link:

https://www.surveymethods.com/EndUser.aspx?CEEA869FCB899294C4

 

Un desafío para la vitivinicultura

Hoy, el cambio climático constituye uno de los grandes desafíos para la Industria Vitivinícola Argentina. La vulnerabilidad del Sector al clima se encuentra fuertemente vinculada con su nivel económico, comercial, organizacional, de desarrollo tecnológico, aspectos culturales relacionados al manejo del cultivo y a la elaboración del vino, y especialmente, con su capacidad de adaptación y mitigación.

Enfrentar este complejo desafío, requiere integrar las opciones y medidas de mitigación y adaptación con un fuerte enfoque sustentable, a los procesos de producción primaria, elaboración, distribución y consumo. La vitivinicultura argentina es una actividad altamente dependiente de los recursos naturales. Por ello es de suma importancia incorporar la protección ambiental como un elemento central de la gestión vitivinícola. Sumado a la importancia de respetar y cuidar el medio ambiente, nuestra industria enfrenta un período difícil de alta competitividad, especialmente relacionada a las exigencias del mercado europeo, por lo que resulta indispensable integrar elementos de distinción, como la aplicación de prácticas sustentables a la producción vitivinícola.

Actualmente, existen empresas del sector que ya están integrando este enfoque sostenible a su gestión empresarial, pero no se tiene una idea clara de qué porcentaje de la Industria Vitivinícola Argentina representan, ni qué tipo de prácticas se están aplicando.

Antecedentes y descripción del problema

La Industria Vitivinícola Argentina, durante las últimas décadas, experimentó un notable crecimiento posicionándose dentro de los sectores más dinámicos en el ámbito de las exportaciones argentinas. A partir de los noventa, se inicia un proceso de modernización, que trajo consigo la introducción de innovaciones tecnológicas y organizacionales, convirtiendo el sector tradicional orientado al mercado interno, en un sector dinámico y tecnológico insertado en el mercado externo, acompañado del surgimiento de nuevas empresas productoras y el establecimiento de alianzas internacionales. No obstante, hoy el sector se encuentra dentro de un marco fuertemente competitivo. No sólo por la presencia de fuertes competidores como es el caso de Chile y el surgimiento de nuevos países vitivinícolas como Brasil y China, sino porque el mercado externo es cada vez más exigente en cuanto a normas ambientales altamente condicionantes: conocer el impacto ambiental que genera cada producto es la nueva preocupación de las empresas comerciales, logísticas y de muchos consumidores. Como consecuencia, el sector vitivinícola de varios países ya está desarrollando y aplicando medidas sustentables para mitigar el impacto ambiental. Esto no sólo genera una conciencia y sensibilización del sector, sino que permitirá afrontar las posibles barreras paraarancelarias y la exitosa inserción de productos en el comercio internacional.

Existe un gran número de posibles medidas sostenibles en la Industria vitivinícola a nivel mundial como las aplicadas al uso eficiente de energía tanto para refrigeración como para la calefacción, como así también respecto a distintas alternativas en el sistema eléctrico, sistema de iluminación, tratamiento de aguas residuales para re-uso en riego, uso de energías renovables, y de biocombustibles, etc.

En Argentina existen varios programas de gestión ambiental destinados a una diversidad de sectores industriales. Con respecto al sector vitivinícola, el Plan Estratégico Argentina Vitivinícola 2020 (PEVI 2020), puntualiza la “adopción de prácticas sustentables que permitan caracterizar a la producción argentina como natural y respetuosa con el medio ambiente”. A raíz del surgimiento de normas y políticas de Estado, en Argentina existe una tendencia positiva cada vez mayor en cuanto a la implementación de medidas sustentables. Con este proyecto se busca conocer más en detalle el escenario sustentable del sector vitivinícola mendocino, y al mismo tiempo sensibilizar y concientizar sobre esta temática a los estudiantes de la Universidad Maza, protagonistas de este proyecto y futuros actores y tomadores de decisiones de nuestra industria vitivinícola.

El proyecto

La industria vitivinícola argentina actualmente está implementando estrategias de mitigación frente al fenómeno de cambio climático con un sólido enfoque sustentable, a través de la aplicación de prácticas sustentables en algunos de los puntos de su cadena de valor. Esta tendencia es cada vez mayor en empresas con un alto nivel de exportaciones y de producción de vinos de alta calidad.

Este proyecto de carácter exploratorio, pretende construir a modo de diagnóstico, un panorama de la actividad sustentable de la vitivinicultura mendocina, con el objeto de identificar qué tipo de prácticas sustentables se encuentran dentro de la agenda vitivinícola, establecer cuáles son las prioridades y tendencias respecto a las exigencias de mercado, y determinar el grado de compromiso del sector con el medio ambiente.

El proceso de recopilación y análisis de información se realizará a través de estudiantes de la Universidad J.A. Maza bajo la dirección y seguimiento de profesores de dicha institución educativa y profesionales del Departamento de Estudios Enológicos y Sensoriales, perteneciente al Instituto Nacional de Vitivinicultura.

La modalidad de trabajo será a través de encuestas y visitas a los diferentes establecimientos vitivinícolas de la provincia de Mendoza, donde se entregarán cuestionarios y se harán entrevistas a los actores involucrados en la materia (viticultores, enólogos, ingenieros agrónomos, entre otros).

Finalmente, se analizarán las respuestas obtenidas, a partir de las cuales se elaborará un informe final, acompañado de una presentación oral destinada a los demás estudiantes y profesionales involucrados en el proyecto.

Los objetivos

El objetivo principal del proyecto es identificar las prácticas sustentables que actualmente se encuentran dentro de la agenda vitivinícola mendocina.

Y, entre los objetivos generales del proyecto se destacan el establecimiento de las prioridades y tendencias del sector, en cuanto a exigencias de mercado respecto al impacto ambiental y el reconocimiento del grado de compromiso del sector con el medio ambiente.

A su vez, los objetivos específicos concernientes a los estudiantes de la carrera de Enología son:

  • Suscitar conciencia y sensibilización al estudiantado en materia de cuidado y respeto por el medio ambiente.
  • Conocer demandas de investigación y tecnológicas por parte de la Industria.
  • Conocer los factores condicionantes del comercio exterior y los desafíos actuales de la Industria en materia ambiental.
  • Introducir el concepto de sustentabilidad en la agenda educativa de la Universidad.
  • Determinar cuáles son las demandas actuales de la Industria respecto al perfil profesional de carácter polivalente actualmente requerido por el Sector.
  • Exponer al estudiantado a la realidad actual de la Industria Vitivinícola del país.
  • Crear un contacto más fluido entre los estudiantes y los protagonistas del sector vitivinícola, logrando una gradual inserción en su futuro ámbito laboral.
  • Educar de una manera más integral, ya que a través de este estudio, el estudiante desarrollará mayor número de habilidades en materia de investigación, comunicación escrita y oral, como así también respecto al desarrollo de capacidades de relacionarse con diferentes profesionales de la Industria.
  • Aumentar el grado de compromiso de los estudiantes y de ambas Instituciones responsables del proyecto, en el desarrollo de conocimientos y tecnologías innovadoras necesarias para fortalecer la competitividad de la Industria del vino en los mercados globales, desarrollando innovación en toda la cadena de la industria desde la elaboración al consumo.
  • Crear ámbitos de apertura de espacios de interlocución entre diversos actores y la reflexión en torno a los principios y valores éticos que sustentan la noción y prácticas sostenibles.

Recuerde que puede participar de la encuesta. Repetimos los links para acceder a las dos partes del cuestionario:

Viñedos: https://www.surveymethods.com/EndUser.aspx?BF9BF7EEBAF8E3E4BA

Bodega: https://www.surveymethods.com/EndUser.aspx?CEEA869FCB899294C4

Autores: Gregorio Salton, Verónica Ramírez, Pablo Blasco, José Gómez y Carla Aruani.

Puntaje de la nota según los lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *