Más de 500 bodegas en todo el mundo ya emplean la realidad aumentada en las etiquetas