20 / 03 / 2020

Mercado mundial de vinos a granel, el escenario para 2020 para el vino australiano

Presentamos aquí un informe sobre el mercado de vinos a granel elaborado por Wine Australia en el que analiza la potencialidad y competitividad del vino australiano y destacan que están mejor posicionados que sus competidores para este año.

El mercado global de vinos a granel es un buen indicador para analizar el panorama general del sector vitivinícola mundial y la competitividad del vino australiano. Durante los últimos dos años el mercado ha experimentado una especie de montaña rusa, sin embargo, Australia ha logrado relativamente una buena performance y está mejor posicionada que la mayoría de sus competidores para 2020.

Los precios del vino reflejan una oferta global “extremadamente volátil”

En 2017 hubo una caída de la cosecha casi récord a nivel mundial, seguida en 2018 por la segunda cosecha más grande de los últimos 20 años. La Organización Internacional de la Vid y el Vino (OIV) describió este período como “extremadamente volátil y su estimación preliminar de cosecha para 2019 se ubicó en el promedio de 26,3 millones de litros.

Figura 1 Producción mundial de vino desde 2000

La reducción a corto plazo de la oferta durante 2017 produjo un consecuente aumento de los precios del vino a granel para la mayoría de los países y variedades en 2018. Esto fue seguido inmediatamente por una moderación del mercado en 2019, prolongándose hasta 2020, a medida que la mayor cosecha mundial de 2019 ya estaba en marcha. La Figura 2 ilustra esto para España, país que se considera como referente para fijar el precio mínimo del mercado.

Figura 2 Precios de vino a granel para España por año y variedad

Los precios de Australia se han mantenido relativamente bien

Los precios del vino australiano a granel en el mercado mundial han experimentado un leve retroceso desde que alcanzaron un pico a mediados de 2018.

Figura 3 Tendencia mensual de los precios de vino a granel (USD) para Australia por variedad

Sin embargo, comparativamente a otros países competidores, este leve debilitamiento no es sustancial ya que Australia tuvo una cosecha inferior a la media en 2018; situación muy distinta para los principales países europeos y sudamericanos quienes tuvieron cosechas superiores al promedio.

La Figura 4 muestra que Australia e Italia fueron los únicos dos países donde el precio del tinto genérico (la variedad más comparable en todos los países) aumentó en los 12 meses desde febrero de 2019-20.

Figura 4 Cambio porcentual en los precios de vinos genéricos tintos a granel Febrero 2019/20

Mientras que, en el mercado mundial, en general, los precios de los varietales australianos han disminuido en términos de dólares estadounidenses (USD), la mayoría ha experimentado un aumento en términos de dólares australianos (ver Figura 5). Este fortalecimiento en el precio de la moneda local refleja tanto la competitividad del dólar australiano frente al USD, así como una firme demanda por el vino australiano.

Figura 5 Cambio en el valor promedio de vinos australianos por variedad año por año USD vs AUD

Las cifras de exportación de Australia demuestran un fuerte crecimiento en el valor promedio

En 2019, las exportaciones de vino a granel de Australia disminuyeron un 18% en volumen y aumentaron un 6% en valor promedio. Esto refleja la escasa oferta y la fuerte demanda de vino australiano en los mercados de exportación.

La Figura 6 a continuación muestra los resultados para las principales variedades.

Estos aumentos de precios son consistentes con los aumentos en los precios de la uva en la cosecha 2019. Las variedades tintas aumentaron en un 9% en promedio ($73 por tonelada), mientras que las variedades blancas aumentaron 4% ($18 por tonelada). Suponiendo un factor de vinificación de 700 litros por tonelada, un aumento de 10 centavos en el precio del vino equivale a $70 adicionales por tonelada.

Desafíos del mercado mundial del vino

Previo al brote del COVID–19 a finales del año pasado, las condiciones del mercado mundial de vinos para el 2020 ya no eran las más favorables.

La disminución gradual y a largo plazo del consumo en los mercados más maduros se ha visto agravada, por un lado, por la desaceleración de las importaciones totales de vino desde China durante 2019, y por otro lado, por un aumento excesivo de la oferta de vino local en los EEUU, siendo este el mayor mercado de vinos del mundo.

Las incertidumbres en el ámbito comercial, incluidos los aranceles sobre el vino europeo impuestos por los EEUU, y los cambios inminentes a los acuerdos comerciales después del Brexit, han afectado particularmente a los grandes países productores de vino europeos. Por otro lado, la retracción de la cosecha mundial durante el 2019 eliminó parte de la presión de los excedentes de existencias y las primeras estimaciones de la cosecha 2020 en el hemisferio sur (incluyendo Sudáfrica, Chile, Argentina y Australia) no son muy alentadoras, dada una falta generalizada de agua.

Al cierre de febrero, se desconocen los impactos de COVID–19 en el comercio del vino en 2020, pero se puede esperar razonablemente que haya una caída en la demanda mundial de vino a corto plazo. No obstante, es demasiado pronto para aventurar el alcance o la duración de este debilitamiento del mercado.

Australia está bien posicionada para enfrentar la incertidumbre a futuro

El sector vitivinícola de Australia está en una posición relativamente óptima para la cosecha 2020. Luego de tener dos cosechas por debajo del promedio, su nivel de existencias respecto a las ventas es bajo; y no se espera que la nueva cosecha 2020 sea superior a la media.

Australia no esta afectada por ninguna guerra comercial y mantiene buenas relaciones en mercados clave, incluyendo varios acuerdos de libre comercio. Si bien China es su mayor mercado de exportación en valor, en 2019 los envíos al gigante asiático solo representaron un 11%, por tanto, los efectos en la demanda de aquel país no implican un mayor desafío.

Una oferta limitada, la diversificación de mercados y una paridad del dólar australiano frente al USD en su menor nivel de los últimos 10 años, le dan a Australia los ingredientes claves para mantener la rentabilidad en lo que será, sin duda, un año difícil para el sector vitivinícola mundial.

Para ver el informe original completo (escrito en inglés) haga click aquí.

 

 

valoración

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.