Enfermedades de la vid
Publicado 13/11/2017

Resistencia a la peronóspora en vid

Este estudio se enfoca en el conocimiento y desarrollo sobre vides resistentes a Pernóspora y forma parte de una serie de trabajos de vigilancia e inteligencia tecnológica desarrollado en el marco de la creación de la Unidad Territorial de Vigilancia Tecnológica e Inteligencia Competitiva coordinada por el Observatorio Vitivinícola Argentino con el apoyo técnico del Programa Nacional VINTEC del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de Argentina.

El alcance del presente estudio es el del estado de conocimiento y desarrollo sobre vides resistentes a Pernóspora y forma parte de una serie de estudios de vigilancia e inteligencia tecnológica en los que los desafíos fueron la obtención de la información actualizada y relevante y el procesamiento efectivo de la enorme cantidad de información resultante.

El mismo fue desarrollado en el marco de la creación de la Unidad Territorial de Vigilancia Tecnológica e Inteligencia Competitiva – Sector Vitivinícola coordinada por el Observatorio Vitivinícola Argentino y con apoyo técnico del Programa Nacional VINTEC perteneciente al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Republica Argentina.

Participaron de la eloboración de este trabajo distintos profesionales representantes de: Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo), Asociación de Cooperativas Vitivinícolas de Argentina (ACOVI) ,Bodegas de Argentina, Conicet Mendoza, Asociación Ad-hoc de Investigación y Desarrollo de la Corporación Vitivinícola Argentina, Instituto de Biología Agrícola de Mendoza (IBAM), Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), Trivento Bodegas y Viñedos y Catena Wine Institute.

Resumen ejecutivo

La peronóspora de la vid causada por el Oomycete Plasmopara viticola, es una de las enfermedades más graves que afectan a la vid a nivel mundial . Sólo puede ser controlada mediante intensivos tratamientos con fungicidas de síntesis. El uso inadecuado y repetitivo de este tipo de productos puede, por una parte, afectar negativamente al medio ambiente y a los seres humanos y por otra, seleccionar cepas resistentes del patógeno. De hecho, existen cepas de P. vitícola resistentes al fungicida Quinona outside inhibiting (Qol) .
A partir de las publicaciones seleccionadas se identifican diversas estrategias de manejo de la enfermedad que están siendo estudiadas en la actualidad en otros países, entre ellas, resultan particularmente prometedoras el empleo de variedades resistentes, sustancias inductoras de los mecanismos de resistencia y el empleo de biocontroladores como Trichoderma spp.
Las diversas variedades de Vitis vinífera mayormente cultivadas en nuestro país y en el mundo son altamente susceptibles a la enfermedad. Se reportan como especies mayormente resistentes a la enfermedad Vitis cinerea, Vitis labrusca, Vitis x champinii, Vitis riparia, Muscadinea rotundifolia , Vitis piasezkii Liuba-originaria de China y algunos cultivares de reciente introducción como Bianca , Regent , Mgaloblishvili N originaria del Cáucaso, ‘Wilcox . A pesar de que el uso de variedades resistentes, como estrategia de manejo de la enfermedad, resultaría un método amigable con el medio ambiente, su empleo se encuentra actualmente restringido como portainjerto ya que sólo está permitido en nuestro país el uso de V. vinifera para la elaboración de vino.
Estudios regionales mencionan variedades de V. vinífera “muy sensibles” como lo son Pedro Giménez, Criolla Grande, Criolla Chica, Almería, Moscatel Rosado y Ugni Blanc´, variedades “tolerantes” como Alphonse Lavallée, Barbera de Asti, Cabernet, Malbec y Pinot y “muy tolerantes” como lo son algunos híbridos de Vitis europea por vides de origen americano.

Para ver el informe completo haga click aquí:
Puntaje de la nota según los lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *