Publicado 13/11/2017

Convergencia en los patrones nacionales de consumo de alcohol: Nuevos indicadores globales

Este estudio abarca a todos los países desde 1961 hasta 2014 e introduce nuevos indicadores sobre el alcance de del consumo de alcohol y el mix de bebidas. También diferencia a los países según si en los años 60 el consumo de alcohol se centraba en el vino, la cerveza o en bebidas espirituosas, así como en sus regiones geográficas y sus ingresos per cápita reales.

Por: Alexander J. Holmes and Kym Anderson. En: Journal of Wine Economics, Volume 12, Number 2, 2017

 

Con la creciente globalización e interacciones entre culturas, los países convergen de muchas maneras, incluso en sus patrones de consumo. El consumo de alcohol no escapa a esta tendencia, hecho que ha sido estudiado previamente. Pero estos estudios han sido limitados, centrándose en una región específica o en uno o 2 tipos de alcohol.

El presente estudio abarca a todos los países del mundo desde el año 1961 e introduce nuevos indicadores que capturan dimensiones adicionales sobre el alcance de esta convergencia mundial en el consumo de alcohol y el mix de bebidas. También diferencia a los países según si en los años 60 el consumo de alcohol se centraba en el vino, la cerveza o en bebidas espirituosas, así como en sus regiones geográficas y sus ingresos per cápita reales.

Para los últimos años, el estudio agrega datos de gastos y compara el consumo de bebidas alcohólicas con refrescos, mostrando la diferencia que se produce cuando se incluyen volúmenes de alcohol no registrados como parte del consumo total de alcohol. La sección final resume los hallazgos y sugiere que la investigación adicional podría proporcionar nuevas estimaciones de la elasticidad de la demanda y utilizar la econometría para explicar los diferentes grados de convergencia en el tiempo, el espacio y el tipo de bebida.

Entre las principales conclusiones el informe destaca:

  • A nivel mundial, durante el período 1961-2014, la proporción de vino en el volumen total de consumo de alcohol se redujo a menos de la mitad, pasando del 34% al 15%; la cerveza aumentó en más de un tercio, del 29% al 42%; y las bebidas espirituosas aumentaron solo un poco, del 37% al 43%.
  • El volumen per cápita de consumo total de alcohol primero aumenta a medida que aumenta el ingreso per cápita, pero más allá de un nivel de ingreso umbral, disminuye.

 

Para ver el informe completo haga click aquí:
Puntaje de la nota según los lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *