Análisis de la competencia
Publicado 09/11/2016

¿Qué hay detrás de la suba de precio en la uva de Australia?

Tras una década en la que los precios de las uvas para vino se desplomaron en Australia, la consultora internacional Rabobank explica en su informe trimestral las razones que permitieron la recuperación de los valores a partir de 2013.

La mayoría de los viticultores australianos preferirían olvidar la década pasada. Gran crecimiento de la producción, desequilibrios estructurales entre oferta y demanda y un dólar australiano récord llevaron a una caída sostenida de los precios de las uvas viníferas. Esto, sumado a la peor sequía en más de un siglo, terminó socavando la rentabilidad del productor. Esta situación parece estar revirtiéndose, en particular para algunas variedades de uvas tintas de zonas consideradas Premium, según destaca el último informe trimestral de la consultora internacional Rabobank.

La estructura del mercado de uvas viníferas en Australia cambió considerablemente durante la década pasada, tocando fondo en el año 2011. No sólo el precio promedio de la uva se redujo a la mitad alcanzando los AUD 413 por tonelada, sino que la primacía de las variedades de uvas tintas por sobre las blancas también desapareció en gran medida.

grafico-rabobank-1

Afortunadamente para los viticultores australianos, la nueva década trajo cambios entre los que cabe destacar:

  • La sequía terminó entre los años 2010 y 2011.
  • La demanda de China y Hong Kong de vinos importados creció significativamente, ayudando a absorber el exceso de oferta de vino australiano (alrededor de 156 millones de litros en 3 años).
  • El tipo de cambio alcanzó su punto máximo en Julio de 2011 alcanzando los U$S1,10. En mayo de 2013 alcanzó la paridad, y desde ahí ha ido descendiendo hasta los niveles actuales, apuntalando la rentabilidad de muchos elaboradores de vino australiano en los principales mercados de exportación.

En 2012, la producción de uva alcanzó el promedio más bajo en casi 10 años y algunas variedades comenzaron a mostrar señales de bajos stocks en ciertas regiones. En particular, el mercado de las variedades para vino tinto en las regiones Premium (de temperaturas más frescas) se vio afectado, debido en gran parte a la nueva demanda del mercado chino, pero también por la creciente demanda interna de más vinos tintos Premium. Es así como en 2012 el precio de las uvas empezó a subir y las tintas comenzaron a ganar importancia sobre las blancas.

El rol de China

El rol de China y Hong Kong como uno de los principales drivers que impulsaron la recuperación del mercado vitivinícola australiano es evidente. Desde 2011, los precios de las uvas tintas se han movido de acuerdo con el desempeño del mercado chino en el año previo a la cosecha. Entonces, el crecimiento del mercado chino en 2013 y 2014 repercutió en el mercado australiano de uvas en la siguiente temporada, mientras que el rebote de las importaciones de vino chino en 2015 ayudó a restaurar la tendencia al alza en los precios de la uva para vino en 2016.

grafico-rabobank-2

La erradicación de viñedos

Entre 2012 y 2015 se estima que la superficie implantada con uva para vinificar se redujo un 9%, con mayor proporción de erradicación en las regiones de temperaturas cálidas (-10,6%). También hubo erradicación en las regiones calurosas, pero el mayor pico fue antes de este período, cuando por la sequía el gobierno ofrecía importantes incentivos para retirar las licencias de agua. En términos del mix varietal, las mayores eliminaciones de viñedos se produjeron entre las variedades blancas (-15.1%).

Conclusiones

Mirando al futuro, las condiciones aparecen favorables para la apreciación de las uvas viníferas de Australia. En lo que respecta a la oferta, se espera que la producción de uva permanezca estable. La contracción de los viñedos y el bajo desarrollo de nuevos emprendimientos en los últimos tiempos sólo permiten una capacidad limitada para aumentos de la oferta.

Por el lado de la demanda, claramente el comportamiento del mercado chino sigue siendo un barómetro clave para las futuras condiciones del mercado de uva de vino tinto. Las importaciones de vino australiano han continuado creciendo fuertemente en 2016 a precios medios relativamente altos, que apoyan aumentos adicionales en los precios de la uva de vino tinto en la cosecha de 2017.

Más allá de China, la tendencia a la “premiumización” en otros mercados importantes como Estados Unidos, Canadá y el propio mercado australiano, continuará favoreciendo las variedades tintas Premium.

La cuestión sigue siendo hacia dónde se moverá la demanda en el futuro. Y la respuesta es que a pesar de que es probable que veamos la evolución de la demanda a segmentos de precios Premium más lenta en los próximos años, un cambio estructural significativo hacia abajo parece poco probable en la ausencia de un choque económico importante.

Finalmente, las expectativas sobre el dólar australiano tendrán gran influencia en la dirección futura de los precios de la uva para vino. Y aunque resulta difícil de predecir en el calendario, la expectativa es de cierta modesta depreciación de la tasa AUD / US en los próximos 12 meses. Mientras que esto es positivo para las compañías australianas del vino, se debe decir que las expectativas futuras con otras monedas importantes son menos favorables, como son el caso del euro y de la libra esterlina.

 

Puntaje de la nota según los lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *