Regulación a las bebidas alcohólicas
Publicado 09/04/2015

Rusia establece precios mínimos para los vinos

El objetivo de la medida anunciada por el Gobierno de Rusia es para garantizar la competitividad de los vinos producidos legalmente y contribuir al desarrollo de la vitivinicultura rusa.

A fines de enero de 2015, el primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, firmó la Resolución N° 63 “Sobre la regulación estatal de precios de Bebidas Alcohólicas”. La misma establece precios mínimos para el vino y los vinos espumosos (Champagne) en la Federación Rusa.

Se espera que la norma ayude a garantizar la competitividad de los vinos producidos legalmente y contribuya al desarrollo de la viticultura en Rusia. Desde el “Centro de Investigaciones del Mercado Federal y Regional de Alcohol” estiman que la fijación de precios mínimos reducirá la cantidad de vino ilegal en el mercado ruso entre un 25 y un 30 por ciento en el corto plazo.

En 2014, el consumo de vino y vino espumoso en Rusia ascendió a 1.000 millones de litros. Las importaciones de vino embotellado representaron, aproximadamente, el 30 por ciento de este volumen. Un 40 por ciento del vino se produjo en Rusia a partir de materias primas importadas (vino a granel) y el restante 30 por ciento del vino se produjo a partir de uvas cultivadas en Rusia.

La introducción de la fijación de precios mínimos tiene por objeto hacer frente al creciente número de productos falsificados en el mercado del vino en Rusia. Una medida similar fue tomada con el vodka producido en el país en 2010. El Servicio Federal de Regulación del Mercado de Alcohol (FSRAM) tiene jurisdicción para la fijación de precios mínimos de venta minorista de bebidas alcohólicas (con una graduación alcohólica de 28% o más ) en Rusia.

Actualmente, la Asociación de Productores de Vino Espumoso está trabajando en algunas cifras para que FSRAM haga el cálculo del precio mínimo. Se ha informado que dicha Asociación va a presionar por un precio mínimo de 150 rublos por la botella de vino espumoso de 0,75 litros.

En 2014, de acuerdo a datos del “Centro de investigaciones del mercado federal y regional de alcohol” el valor total del mercado del vino de Rusia ascendió a 205 mil millones de rublos (equivalentes a 5.432.500.000 U$S ). El 70% de todos los vinos se vendió por hasta 150 rublos por botella (U$S 3,97) en el comercio minorista. Los vinos hasta 300 rublos (U$S 7,95) representaron el 15 por ciento del mercado, el vino hasta 500 rublos (U$S 13,25) – el 10 por ciento- y los de más de 500 rublos por botella abarcaron sólo el 5 por ciento.

Se espera que la medida enfrente resistencia desde el sector minorista. Representantes del mismo han declarado que el establecimiento de precios mínimos podría derivar en una caída de la demanda de vino y en un incremento de la popularidad del vodka y las bebidas espirituosas.

Dada la situación de recesión por la que atraviesa el país es probable que los consumidores locales no estén dispuestos a pagar más por un producto que siempre ha sido considerado como una bebida Premium.

Esta regulación de precios mínimos va en consonancia con el objetivo del gobierno ruso de incrementar la superficie cultivada a 140.000 hectáreas para el año 2020 (un incremento del 40%). En el período 2009 -2013 el promedio de superficie cultivada fue de 62.400 hectáreas (excluyendo el Distrito Federal de Crimea), ocupando el puesto 11 en el ranking mundial.

 

[1] Alcohol 56 proof en el original

[2] En todos los casos se utilizó el tipo de cambio promedio para 2014 provisto por OANDA (RUB/USD = 0,0265)

Puntaje de la nota según los lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *