Análisis de la producción
Publicado 04/08/2014

Mapa de establecimientos vitivinícolas en Argentina

En este informe observamos a las bodegas elaboradoras de vino, las que lo fraccionan, exportan o venden al mercado interno y su relevancia de acuerdo a la provincia en la que están instaladas.

La vitivinicultura argentina se encuentra principalmente distribuida en el cordón Oeste del país, a la vera de la Cordillera de los Andes. Son siete las provincias reconocidas como zonas vitivinícolas, aunque de ellas, sólo Mendoza y San Juan cuentan con el 92% de la superficie implantada total.

Consecuente con esta distribución de superficie de viñedos, también se ha desarrollado la red de establecimientos vitivinícolas en las que se elabora, fracciona, y en algunos casos exporta el vino obtenido. De acuerdo a las necesidades productivas, económicas y geográficas, entre otras, las regiones han desarrollado establecimientos más o menos integrados verticalmente.

En este informe nos centraremos en la etapa de bodega, considerando los establecimientos que elaboran el vino, los que lo fraccionan, exportan, o venden al mercado interno; y su relevancia de acuerdo a la provincia.

Las principales provincias vitivinícolas (Mendoza y San Juan) cuentan con un mercado de graneles desarrollado (mercado de traslado), debido a la cantidad de actores, cercanía geográfica y la existencia de diversos modelos tecnológicos, que facilita la comercialización de vinos a granel para ir acomodando oferta y demanda. Las provincias vitivinícolas de menor extensión, por el contrario, han desarrollado sistemas más integrados verticalmente, ya que sus volúmenes y cantidad de actores no facilita este intercambio.

En 2013, y según datos de Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), fueron 869 las bodegas que elaboraron vino[1] en el país, mientras que las que fraccionaron vino fueron 817 (ya sea para mercado interno o para exportación). De este total, 635 bodegas elaboradoras estaban localizadas en Mendoza (el 73%) y 123 en San Juan (14%).

Bodegas trasladistas

Con respecto a la diferencia entre bodegas elaboradoras y fraccionadoras, se puede contabilizar que en 2013, en Mendoza, 273 bodegas actuaron exclusivamente como trasladistas (es decir, el 43% de las bodegas mendocinas), mientras que en San Juan se registraron 78 (63% del total de elaboradoras sanjuaninas).

Si comparamos estos datos históricamente, encontramos que en 2005, la proporción de bodegas trasladistas sobre el total en Mendoza era solo levemente superior (46%), algo similar sucedió con San Juan (62%).

En el gráfico a continuación puede observarse la estructura de bodegas trasladistas en el país, así como su evolución en el tiempo:

establecimientos vitivinicolas Graf 1

Fuente: Observatorio Vitivinícola Argentino sobre la base de INV.

Tal como mencionamos, se distingue la importancia de bodegas trasladistas en las provincias “grandes”, en oposición a las menores, donde su participación es muy baja.

Con respecto al volumen que manejan estas bodegas, podemos notar que la importancia relativa disminuye levemente: el vino que elaboran las bodegas trasladistas representa el 39% del volumen total elaborado en Mendoza, mientras que en el caso de San Juan, esta participación llega al 44%. Este porcentaje también resulta elevado para las provincias de La Rioja y Catamarca (35% y 45% respectivamente).

Establecimientos fraccionadores

En el otro extremo del sistema industrial vitivinícola se encuentran los establecimientos que se especializan en el fraccionamiento y comercialización del vino, pero no lo elaboran, sino que lo adquieren en el mercado de traslado.

Del total de establecimientos de Mendoza que fraccionan vino (560 en 2013), el 36% (199) lo hicieron en exclusividad. En San Juan los establecimientos fraccionadores en 2013 fueron 57, de los cuales, 12 no elaboraron vino, sino que solo lo envasaron.

Comparando estos números con los registrados en 2005, vemos que en la mayoría de las provincias la cantidad de establecimientos sólo fraccionadores ha disminuido, con la excepción de Mendoza, donde han pasado de 142 en 2005 a 199 en 2013.

Gráfico 2

La participación de los establecimientos que sólo fraccionan, en el volumen total, alcanza el 10% en Mendoza (porcentaje sensiblemente inferior a la participación en cantidad de actores), mientras que en San Juan sólo llega al 2%.

Bodegas que elaboran y fraccionan

La mayor porción de bodegas elaboran y fraccionan el vino en Mendoza, Salta y Catamarca. En Mendoza éstas alcanzan las 361 (57% del total), en San Juan, donde la mayor participación la tienen las bodegas trasladistas, el porcentaje de bodegas que elaboran y fraccionan llega al 37% (45 empresas). Comparando estos datos con los de 2005 no se observan diferencias significativas.

En el gráfico a continuación se advierte inmediatamente la realidad expresada al principio: al disminuir el tamaño del sector, se concentran las actividades dentro de la bodega y no se desarrolla un mercado de graneles: las provincias vitivinícolas “menores” tienen una participación mucho mayor de este tipo de establecimientos que Mendoza y San Juan.

Fuente: Observatorio Vitivinícola Argentino sobre la base de INV.

Fuente: Observatorio Vitivinícola Argentino sobre la base de INV.


 

[1] No se considera la elaboración de mosto en este informe.

Puntaje de la nota según los lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.