Tendencias de consumo
Publicado 21/08/2014

La cerveza es la bebida alcohólica preferida en Estados Unidos

La consultora Gallup presentó los resultados de una encuesta realizada en julio de este año en la que se destaca que los estadounidenses prefieren la cerveza antes que el vino y los licores, aunque por debajo de los niveles de los '90.

Como lo han hecho durante la mayor parte de las últimas dos décadas, los estadounidenses que beben alcohol prefieren la cerveza por sobre el vino y los licores. Este año, el 41% de los encuestados informaron que  beben cerveza habitualmente;  el  31% prefiere el  vino y un 23% mencionó a los licores como su bebida alcohólica de preferencia.

Con este 41%, la preferencia actual de los estadounidenses por la cerveza se sitúa entre las más altas registradas por Gallup, desde que en 2005 registrara el piso mínimo de 36%. Sin embargo, no alcanza los niveles de la década del 90, cuando la mitad de la población la prefería por sobre el resto de las bebidas.

El descenso de 2005 para la cerveza se produjo en el pico de un aparente aumento de las preferencias de los consumidores estadounidenses por el vino. Desde entonces, los  gustos se han revertido, con la cerveza encabezando nuevamente las preferencias.

En consonancia con los últimos años, el vino continúa siendo la mejor opción para las mujeres, con un 46%. Muy por el contrario, entre los hombres,  el vino con solo el 17% sigue de lejos tanto a la cerveza (57%) como a los licores (20%). Sin embargo esta tendencia se revierte en los hombres mayores de 55 años, donde el 38% sostiene que el vino es la bebida que consumen con mayor frecuencia, en comparación con el 32% que más a menudo beben cerveza. Esto no se da en los rangos etarios inferiores donde el 48% de los hombres de entre 18 y 34, y el 43% de entre 35 y 54 años prefieren la cerveza.

 

Gráfico 1

Fuente: Gallup basado en adultos de EEUU que consumen bebidas alcohólicas.

Casi dos tercios de los adultos estadounidenses beben alcohol

Sesenta y cuatro por ciento de los adultos estadounidenses dicen que “tienen la oportunidad de consumir bebidas alcohólicas”, mientras que el 36% se identifica como abstemios totales.

El porcentaje actual de consumidores de bebidas alcohólicas en la población se acerca a la media de 63% definida por Gallup a través de una medición desde 1939. El pico inferior se dio en el año 1958 cuando solo el 58% de la población declaró consumir bebidas alcohólicas, y el mayor consumo se dio entre mediados y finales de 1970 con el 71% de la población. Desde el año 1997 el porcentaje de consumidores se ha mantenido estable oscilando entre el 60% y 67%.

La mayoría de los estadounidenses que beben alcohol  lo hacen con bastante regularidad, ya que el 67% reportó haber consumido al menos una copa en la última semana. Otro cuarto declaró haber bebido dentro de los últimos tres meses, mientras que un 10% dijo que su último consumo fue más atrás en el tiempo. Algunos de estos consumidores menos frecuentes incluyen personas que dicen que beben sólo en ocasiones especiales.

Gráfico 2

Fuente: Gallup basado en adultos de EEUU que consumen bebidas alcohólicas.

El consumo de bebidas alcohólicas aumenta los fines de semana

Los estadounidenses beben más alcohol en los fines de semana que entre semana. Esto se desprende del análisis de los datos de consumo de alcohol de Gallup de 2001 a 2014, que abarca cerca de 10.000 entrevistas con consumidores adultos. Durante este período, el porcentaje de consumidores que declaran haber bebido alcohol en las últimas 24 horas varía según el día de la semana en el que se entrevistó a los encuestados.

Los adultos entrevistados los domingos eran los más propensos a decir que habían consumido una bebida alcohólica en las 24 horas anteriores (44%), seguidos de los entrevistados los sábados con el 40%. Aquellos entrevistados los martes eran los menos propensos a haber bebido una copa en el día anterior (27%). Esto fue seguido por el jueves (30%) y los miércoles (31%).

Conclusiones

Beber es la norma para cuatro de cada 10 estadounidenses. Eso incluye el 32% que dice haber consumido entre uno y siete tragos en la última semana y otro 9% que consumieron ocho o más bebidas. Un 22% consume de manera menos rutinaria, mientras que poco más de un tercio no bebe en absoluto.

En promedio, los consumidores estadounidenses consumen cerca de cuatro tragos a la semana. Y en la medida en que beben, es más probable que sea el fin de semana que cualquier día durante la semana.

Ningún tipo de alcohol domina la cultura americana, pero la cerveza supera al  vino como la bebida preferida, aunque por un margen menor de lo que lo hizo una década atrás.


 

Para ver el informe completo y la metodología utilizada para la encuesta visite el original (en inglés):
http://www.gallup.com/poll/174074/beer-americans-adult-beverage-choice-year.aspx

Puntaje de la nota según los lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *