Informe especial | Evolución 2005-2013
Publicado 30/06/2014

Características del vino espumante en Argentina

Analizamos detalladamente el segmento que ha mostrado un crecimiento sostenido desde 2009. Todos los datos de elaboración, participación y mercados interno y externo. Cómo evolucionaron las burbujas desde 2005 hasta nuestros días.

Espumantes, espumosos, “champagne”, esta burbujeante bebida se ha distinguido siempre con personalidad propia en el mundo del vino.
Tradicionalmente dueños del glamour, las ocasiones especiales y los brindis, en los últimos años se han registrado cambios tanto en el sector productivo, como en los patrones de consumo.
En primer lugar, lo que se debe resaltar es que la elaboración de vinos espumantes en Argentina crece sostenidamente desde 2009 hasta la fecha, y que la demanda acompaña este crecimiento. En relación con ello no sólo crece el volumen sino que el vino espumante empieza a adquirir mayor participación en el mercado argentino ya que de representar en 2005 el 1,6% del total de vinos despachados en 2013 fue el 4% aproximadamente.

Espumante 1

En el período comprendido entre los años 2005 y 2013, el volumen de vino espumante fraccionado y el número de bodegas fraccionadoras creció significativamente, pasando en el primer caso de 22 millones a 43 millones de litros (aumento del 93%) mientras que de las 61 bodegas fraccionadoras de espumantes en 2005, el sector registró en el año 2013, 127 establecimientos.

Espumante 2

Es decir que el crecimiento estuvo motorizado por un aumento del número de empresas que ingresaron al negocio de los espumantes, lo que se verifica a través de la participación de las cinco principales empresas que pasaron de representar 77% de la oferta al 57% en 2013, y el índice de Herfindahl-Hirschmann  indica para el año 2005 un valor de 0,181 mientras que en el 2013 el valor descendió a 0,085, pasando así de un mercado muy cercano a la concentración a uno diversificado.

Espumante 3

 

En línea con el aumento de la producción, las ventas (despachos) de vino espumante en el mercado interno crecieron de aproximadamente 18 millones de litros en 2005 a 40 millones de litros en 2013 (un crecimiento acumulado del 116%).

Espumante 4

El análisis por color de los despachos señala que más del 95% correspondió a vinos espumantes blancos, siendo el 5% restante rosados y tintos, mientras que el detalle por tipo de productos indica una preponderancia de los vinos “Extra Brut” y en menor medida “Brut”.

Espumante 5

El crecimiento de la oferta de vinos espumantes a nivel regional es también otro punto significativo de destacar ya que entre 2005 y 2013 se registraron más bodegas fraccionadoras a lo largo de las regiones vitivinícolas de Argentina.

Espumante 6

La estacionalidad en el consumo de espumantes ha sido siempre muy marcada, ligada a las celebraciones de fin de año, y si bien esto sigue siendo una característica del mercado, lentamente la tendencia se está suavizando y el consumo se está distribuyendo paulatinamente de manera más constante durante todo el año para dejar de ser una bebida reservada sólo para el brindis.
Asimismo, tal como se mostró anteriormente, estas nuevas situaciones de consumo y los cambios en la demanda han sido acompañados por una oferta más diversificada que ha incorporado cambios en la presentación, opciones con menor graduación alcohólica y mayor presencia en diferentes segmentos de precios, mostrando esto último que los vinos espumantes no son ya “productos de lujo” por definición.
Para reafirmar las características que han adquirido los vinos espumantes en el último tiempo, el análisis de precios provisto por la Auditoría del mercado de vinos en Argentina, que realiza la empresa CCR, muestra que en el canal directo (supermercados e hipermercados), en el año 2013, el precio promedio de los vinos espumantes fue de alrededor de 50 pesos, un valor bastante cercano a los vinos de media-alta gama, y al mismo tiempo la diversificación de productos sobre la que se habló más arriba permite encontrar en supermercados e hipermercados del país espumantes inferiores a 40 pesos.

Exportaciones
Las ventas al exterior de vinos espumantes han seguido esta auspiciosa tendencia del mercado interno, creciendo sostenidamente hasta 2011, año en el que volumen se empezó a retraer levemente, aunque en facturación volvió a crecer. En 2013 llegan con un volumen de 3,7 millones de litros, valor 160% superior al de 2005. La importancia de las exportaciones en el volumen total también se ha incrementado, ya que mientras en 2005 representaban el 6%, en 2013 subieron hasta poco menos del 10%.

Espumante 7

La cantidad de establecimientos que exportan espumantes ha seguido el mismo comportamiento que en el mercado interno: en 2005 contaba con 30 empresas, y a partir de ahí la incorporación fue sostenida hasta alcanzar algo más de 100 en la actualidad.
Acompañando este proceso de incorporación de empresas a la exportación de espumantes, la concentración empresarial también ha disminuido considerablemente, tal como se puede apreciar en el siguiente gráfico:

Espumante 8

Con respecto a los segmentos de precios, el que lidera la categoría en volumen es el que se sitúa entre los USD 26 y 39 por caja, el cual le ha ganado mercado al segmento inferior. Sin embargo, en los últimos 3 años ha sufrido una importante caída. Los segmentos que más han crecido han sido el 4 y 5 (entre USD 60 y 110 por caja). En promedio entonces puede afirmarse que las exportaciones de espumantes se han ido situando en mejores posiciones de precios, aunque su volumen preponderante siga siendo intermedio.
La cantidad de mercados a los que llega el espumante argentino también ha crecido considerablemente en el periodo analizado. En la actualidad se exporta a algo más de 80 mercados (91 en el 2010 fue el pico máximo), mientras que en 2005 este número apenas alcanzaba 30. La preponderancia de mercados latinoamericanos es notable, y el principal es Brasil, aunque, junto con Estados Unidos, fueron los responsables de las caídas en volumen de ventas. Chile ha crecido de manera notable, constituyéndose en el segundo mercado en volumen.


 

NOTA: este informe fue realizado en conjunto entre la Gerencia de Desarrollo Estratégico de COVIAR y el Observatorio Vitivinícola Argentino.
[1] El índice de Herfindahl-Hirschmann mide el grado de concentración/diversificación del mercado, e indica que un valor mayor a 0,18 refleja un mercado “concentrado”, un valor entre 0,10 y 0,18 muestra un mercado “moderadamente concentrado”, mientras si el valor se encuentra en el rango entre 0,00 y 0,10 puede considerársela mercado como “diversificado”.
Puntaje de la nota según los lectores

4 Responses to Características del vino espumante en Argentina

  1. Silvia says:

    Quisiera me informaran diferencias entre brut y extra. Y al momento de la compra que debería tener en cuenta. Gracias. Saludos.

    • Observatorio says:

      Estimada, una de las clasificaciones de lo espumosos puede ser según su contenido de azúcar. De acuerdo al mismo encontramos las siguientes categorías:
      •Brut Nature o Brut Zéro (menos de 3 g. de azúcar por litro) – no se añade azúcar •Extra-Brut (menos de 6 g. de azúcar por litro) •Brut (menos de 15 gramos de azúcar por litro) •Extra Sec (12 a 20 gramos de azúcar por litro) •Sec (17 a 35 gramos de azúcar por litro) •Demi-Sec (33 a 50 g de azúcar por litro) •Doux o Dulce (más de 50 g de azúcar por litro)

  2. AGUSTIN CAMPS says:

    Hola, muy buen informe. Cual es la diferencia entre espumante dulce y extra dulce ? Pueden incluír algunos ejemplos de etiquetas/marcas para que se entienda?

    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.