Publicado 08/10/2010

Presencia de nitratos en las aguas de los ríos Mendoza y Tunuyán Superior

Por: Morábito, J., S. Salatino, M. Filippini, A. Bermejillo. En: V Jornadas de Actualización en Riego y Fertirriego. Agricultura de regadío y adaptación al cambio climático: desafío para una producción sostenible de calidad. Mendoza, Argentina 11, 12 y 13 agosto de 2010

Mendoza, situada en el centro oeste semiárido de Argentina, posee la superficie regadía más importante del país. Su condición de aridez se ve compensada por el caudal que aportan sus cinco ríos de origen nival que corren de Oeste a Este y dan origen a los denominados “oasis” cultivados (4% de la superficie total provincial) en los que se asienta la población y se desarrolla una importante actividad agroindustrial. Los oasis más importantes son el “Norte” (conformado por los ríos Mendoza y Tunuyán inferior), que alberga al Gran Mendoza con más de 1 millón de habitantes y el “Centro” (Río Tunuyán superior) que corresponde a la región conocida como Valle de Uco. Esta descripción permite comprender la importancia que el recurso hídrico posee para sus habitantes, ya desde épocas incaicas y precoloniales. La preocupación de investigadores y administradores del agua ha ido variando en el tiempo, acompañando la evolución del desarrollo provincial. Hoy, la realidad exige poner el acento en la preservación de la calidad del recurso.
Son objetivos del trabajo evaluar niveles, detectar variaciones espaciales y temporales de contaminación por nitratos de origen antrópico en el agua de riego de ambos ríos -Mendoza y Tunuyán superior- y ayudar a elaborar recomendaciones de manejo y pautas de política hídrica que aseguren la disponibilidad y preservación de la calidad. Se trabajó, en ambos ríos, considerando los diversos agentes contaminantes y los posibles lugares de vuelco. Para el Río Mendoza se seleccionaron dieciséis (16) puntos distribuidos a lo largo del río y de la red de canales de riego y drenaje, en los ciclos 2003/2009. Para la cuenca del Río Tunuyán superior los puntos elegidos fueron seis (6) y se compararon los ciclos 1999/2000 y 2007/2009.
Los resultados confirman la hipótesis de contaminación nitrogenada del agua del río y de la red de riego del río Mendoza a medida que ésta se aleja de la cabecera del sistema con diferencias significativas (?=0,05). El valor máximo promedio observado es de 6,2 mgL-1. Para la cuenca del río Tunuyán Superior los resultados arrojan diferencias significativas (? = 0.05) entre ciclos de muestreo. Si el análisis se hace espacialmente para cada ciclo puede verse que para el ciclo 99/00 sólo existen diferencias significativas entre el Aº Aguanda (A) y Costa Anzorena (CA). Por el contrario, para el ciclo 07/09 no se encontraron diferencias entre sitios de muestreo. El valor máximo promedio observado es de 2,33 mg L-1. El incremento de la contaminación confirma la necesidad de diseñar un adecuado monitoreo que permita coordinar el manejo de la red para preservar la calidad actual del recurso hídrico.

Para ver el informe completo haga click aquí:
Puntaje de la nota según los lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *