Publicado 12/07/2004

Probabilidades de daño por viento zonda en la floración de frutales, vid y olivos

Por: Caretta, Adriana; Ortega, Alejandro; Ortiz Maldonado, Alberto (2004). En: Revista de la Facultad de Ciencias Agrarias, Vol. 36, no. 2, pp. 49-58

La agricultura de Mendoza está expuesta a daños producidos por viento zonda, cuya frecuencia y magnitud no han sido suficientemente estudiadas. Por ello se ha procurado determinar las características de los vientos zonda y la probabilidad de que sean afectados cultivos de vid, olivo y frutales. Se tuvieron en cuenta los zondas registrados durante cuarenta y cuatro años (1958-2002) por la estación agrometeorológica Chacras de Coria de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNCuyo en el período de floración de las principales variedades de los cultivos mencionados. El análisis se realizó cada diez días mediante los parámetros de salto térmico, poder secante y duración del evento. Salto térmico -diferencia entre las temperaturas máximas del día anterior y del día con Zonda- subdividido en las categorías leve(1 a 5 °C), fuerte(6 a 10 °C), severo(mayor de 10 °C). Poder secante-evaporación del día del evento- subdividido en las categorías pequeño(1 a 6 mm/día), grande(7 a 12mm/día), muy grande(superior a 12 mm/día). Duración del evento, subdividido en las categorías corta(1a 8hs), larga(9 a 16hs), muy larga(superior a 16hs). La interacción y combinación de estos parámetros en sus diversas magnitudes determina el efecto dañino del zonda representado a través del Índice Climático de Peligrosidad (ICP) de los vientos, que demuestra que todo el período estudiado tiene algún grado de riesgo. Se concluye que el 47 % del total de casos de viento zonda corresponde a agosto y la primera semana de septiembre. Las probabilidades de ocurrencia de un salto térmico severo están circunscriptas a agosto y primeros días de septiembre. En todo el período existen probabilidades superiores al 2 % de que ocurra un zonda con poder secante muy grande. Eventos de muy larga duración tienen relativamente alta probabilidad de ocurrencia en agosto y primeros días de septiembre. Se puede determinar la probabilidad de daño para un cultivo confrontado los valores del ICP con la fenodata de plena floración correspondiente, lo cual constituye una herramienta para la defensa pasiva. Se suministran las fenodatas de las principales variedades de vid, olivo, duraznero y ciruelo, que son las especies cultivadas más importantes en el área de influencia de la estación agrometeorológica de Chacras de Coria.

Para ver el informe completo haga click aquí:
Puntaje de la nota según los lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *